martes, 6 de septiembre de 2016

TLACOTALPAN

Cuando pienso en Tlacotalpan, me acerco por diferentes rutas: la música, comida, clima, historia... y siempre termino por el camino favorito, el de los colores; la capacidad de representar (la música, comida, clima, historia) en sus muros. Sin necesidad del lenguaje (a mi gusto agotadísimo de los artistas callejeros), cada casa de este municipio nos habla de forma abstracta y precisa, nos dice lo único que tiene que decir sin que sobre o falte algo. Siempre he estado enamorado de Tlacotalpan, entiendo por qué Agustín Lara se apropió de este lugar como su cuna. Gracias Veracruz porque aun cuando te desmoronas en muchas cosas, sigues manteniendo la sangre que te conserva vivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores